Festival Cruïlla 2016, Barcelona.

Cruïlla reivindica el significado de su nombre, “cruce de caminos”, mezcla, variedad y falta de prejuicios. No hay más que ver el increíble cartel, que combina distintos estilos, para darnos cuenta de que siguen siendo fieles a su filosofía, consiguiendo que el público se entregue en cada escenario desde que suenan los acordes del primer grupo, hasta el último.

Trabajar en este gran festival ha sido para mi una gran experiencia, todo perfectamente organizado, con fáciles accesos y muy buen rollo en el ambiente. Meternos más de 20 fotógrafos en un foso no es nada fácil, pero si nos respetamos el uno al otro, todos podemos trabajar, -que 3 canciones pasan muy rápido-.

No solo me traigo mis fotos, sino que también regreso con nuevos amigos que comparten y viven mi misma pasión. Ha sido un verdadero placer trabajar y aprender a su lado.

Moltes gràcies, Xavi, Pere, Ramon, Sergi, Victor, Alba, Samuel, Roger i a tot l’equip del Cruïlla.